Abandonado, atropellado, apaleado... no pudo soportarlo

 

Estaba tirado en medio de la carretera, atropellado, con una paliza tremenda, cortes por todo el cuerpo y agonizando. Intentamos salvarle desesperadamente pero en unos minutos vimos que se nos iba y lo tuvimos que sacrificar.

Cuando la gente deja un animal en la calle pensando que "saben buscarse la vida" o que "alguien lo recogerá" no saben la agonía que sufren la mayoría de ellos hasta morir o ser rescatados por alguien si tienen suerte (la minoría).

recogido por: http://www.elrefugiodeada.com